Impresoras Digitales de Etiquetas

Las impresoras de etiquetado digital,  le permiten imprimir desde pequeñas cantidades de etiquetas a color, hasta cantidades industriales ilimitadas.
Con la impresora digital de etiquetas de sobremesa de alta capacidad, podrá imprimir todas las etiquetas que ahora le hace su imprenta de etiquetas.
Reduzca drásticamente su stock de etiquetas, reduzca a cero el tener que tirar etiquetas por cambios de normativas, evite tener que pasar sus etiquetas por una impresora para reimprimir variables como lote y caducidad, mejore la presentación de sus productos incorporando el color, y personalice para terceros sus productos sin tener que comprar un mínimo siempre alto de etiquetas.

Gama de impresoras digitales

  • La LX500e produce etiquetas a todo color con calidad profesional, para multitud de productos. La impresora de etiquetas a color LX500e utiliza lo último en tecnología de alta resolución a chorro de tinta para imprimir etiquetas brillantes a todo color directamente en su oficina o en instalaciones de producción.
  • La impresora de etiquetas a color Epson C3500 aporta calidad en todas sus impresiones, ya sea en etiquetas o en tickets y entradas. Garantiza unos excelentes resultados, permite trabajar a una velocidad de hasta 103 mm/s y existe la posibilidad de adquirir cartuchos independientes de tinta pigmentada para sustituir únicamente el color que se precise. Disponer de esta impresora a color supone un ahorro significativo, ya que no será necesario acudir a empresas externas para la impresión de etiquetas.
  • La impresora de etiquetas a color Epson C6000 tiene una gran calidad de impresión, con resoluciones de hasta 1200x1200 dpi, pudiendo imprimir etiquetas adhesivas, tickets, entradas, garantías, certificados, etc. Garantiza unos excelentes resultados, permite trabajar a una velocidad de hasta 120 mm/s y existe la posibilidad de adquirir cartuchos independientes de tinta pigmentada para sustituir únicamente el color que se precise. Disponer de esta impresora a color supone un ahorro significativo, ya que no será necesario acudir a empresas externas para la impresión de etiquetas.
  • La impresora de etiquetas a color Epson C6000 tiene una gran calidad de impresión, con resoluciones de hasta 1200x1200 dpi, pudiendo imprimir etiquetas adhesivas, tickets, entradas, garantías, certificados, etc. Garantiza unos excelentes resultados, permite trabajar a una velocidad de hasta 120 mm/s y existe la posibilidad de adquirir cartuchos independientes de tinta pigmentada para sustituir únicamente el color que se precise. Disponer de esta impresora a color supone un ahorro significativo, ya que no será necesario acudir a empresas externas para la impresión de etiquetas.
  • La impresora de etiquetas a color Epson C6500 Colorworks, tiene una gran calidad de impresión, con resoluciones de hasta 1200x1200 dpi, pudiendo imprimir etiquetas adhesivas, tickets, entradas, garantías, certificados, etc. Garantiza unos excelentes resultados, permite trabajar a una velocidad de hasta 120 mm/s y existe la posibilidad de adquirir cartuchos independientes de tinta pigmentada para sustituir únicamente el color que se precise. Disponer de esta impresora a color supone un ahorro significativo, ya que no será necesario acudir a empresas externas para la impresión de etiquetas.
  • La impresora de etiquetas a color Epson C6500 Colorworks, tiene una gran calidad de impresión, con resoluciones de hasta 1200x1200 dpi, pudiendo imprimir etiquetas adhesivas, tickets, entradas, garantías, certificados, etc. Garantiza unos excelentes resultados, permite trabajar a una velocidad de hasta 120 mm/s y existe la posibilidad de adquirir cartuchos independientes de tinta pigmentada para sustituir únicamente el color que se precise. Disponer de esta impresora a color supone un ahorro significativo, ya que no será necesario acudir a empresas externas para la impresión de etiquetas.
  • Las impresoras de etiquetas Epson C7500 son toda una innovación en el sector de la impresión de etiquetas a color en tiradas cortas. El modelo Epson C7500 ColorWorks supone un avance para fabricantes y particulares, ya que les permite cubrir sus necesidades de etiquetado de manera autónoma, fiable y rentable. Asimismo, elimina los costes de preimpresión, ya que produce tiradas cortas de etiquetas personalizadas.
  • La impresora de etiquetas a color Epson C7500G representa la última novedad en impresión de tiradas cortas de etiquetas en color. Los fabricantes ya pueden cubrir sus necesidades de etiquetado de manera autónoma sin tener que recurrir a empresas externas, gracias a lo cual reducen costes y molestias. Este modelo de impresora a color ofrece calidad y fiabilidad a partes iguales, y ayuda a minimizar los costes asociados a la preimpresión, pues produce tiradas cortas de etiquetas personalizadas bajo demanda.
  • La LX1000e es la nueva solución para la impresión de etiquetas a color para cualquier empresa.
    La LX1000e es la impresora de etiquetas que trabaja con tintas pigmentadas para producir etiquetas de alta durabilidad en cantidades. Trabaja con 4 cartuchos grandes CMYK para mantener bajos costos de impresión. Las etiquetas podrán ser impresas con fotos, gráficos, ilustraciones, textos y códigos de barras de alta resolución lineales o bidimensionales. Imprima etiquetas donde y cuando las necesite y en las cantidades que necesite. Comparación de modelos.

  • La impresora de etiquetas a color Primera LX2000e es la más rápida de su línea. La LX2000e representa una nueva clase de productos en la impresión de etiquetas a color. Cartuchos de tinta independientes de gran capacidad CMYK, lo que reduce notablemente el coste por etiqueta. 
  • La VP495 es la nueva generación de impresoras de etiquetas a color, usando la avanzada y revolucionaria tecnología VIPColor Durable Ink. Un innovador sistema de 4 tintas, todas ellas con pigmento para obtener etiquetas de una gran durabilidad.
  • Actualmente, gracias a las nuevas necesidades e innovaciones que van apareciendo en las empresas, el sector del etiquetaje también va evolucionando. Es por ello que las impresoras de etiquetas a color, como por ejemplo la impresora VipColor VP600,  están siendo muy usadas por las empresas.
  • La impresora digital de etiquetas a color VIPColor VP700, con su diseño robusto y de fácil manejo, ha llegado al sector como una auténtica revolución. Este modelo está fabricado para proporcionar un rendimiento óptimo y reinventar así la impresión de etiquetas a color.  
  • En Solge ofrecemos innovación, por este motivo, productos como la impresora VipColor VP750, considerada como la próxima generación de impresoras digitales de etiquetas a color, son el producto estrella para poder dar los mejores servicios con la más innovadora tecnología del sector.  
  • La primera impresora de sobremesa de para altos volúmenes de impresión, diseñada con toda la funcionalidad de una imprenta de mayor tamaño.
  • La Epson ColorWorks C831 (GP-C831) es una impresora de etiquetas de inyección de tinta Micro Piezo ideal para tambores o depósitos de formato grande y etiquetas para productos químicos con  certificación GHS "BS5609".
  • La Impresora QL-300 es la primera impresora a base de tóner QuickLabel de 5 colores que permite a los propietarios de marcas comerciales alcanzar una marca viva, única y poderosa que alienta las ventas de productos.

Impresoras de Etiquetas a Color

Hace un tiempo era habitual recurrir a empresas externas para imprimir etiquetas a color, pues no era tan habitual tener impresoras de etiquetas a color en casa o en el trabajo. En la actualidad, por las necesidades e innovaciones que van surgiendo en el sector del etiquetaje, no es algo tan disparatado. 

Aunque muchas personas consideren que invertir en uno de estos dispositivos es algo innecesario si ya se tiene uno que imprima en blanco y negro, no siempre es así. Confiar el trabajo a alguien externo significa tener tiempos de espera, desperdiciar etiquetas y una pérdida de dinero a largo plazo considerable. Desde hace algunos años es posible hacer de manera interna tanto la impresión como el diseño de las etiquetas. Existen, además, varios modelos que se adaptan a las necesidades de cada persona e impresión.

Ventajas de las impresoras de etiquetas a color

impresoras de etiquetas a color
+Resolución: por la tecnología que utilizan de inyección de tinta, estas impresoras trabajan con una muy buena calidad y consiguen un resultado claro y preciso.

+Rapidez y flexibilidad: se pude imprimir en el momento exacto en que necesitamos y el número de etiquetas que requerimos, sin necesidad de esperar ni tener que recurrir a empresas externas para hacerlo.

+Precisión y control: un intermediario, como decimos, supone un gasto adicional que no siempre queremos ni podemos afrontar. Contar con una impresora propia que trabaje a color nos permite, por ejemplo, eliminar el coste inicial del grabado cuando hacemos impresiones nuevas.

+Duración de las etiquetas: hay cartuchos de etiquetas en el mercado que  permiten imprimir etiquetas con un rápido secado, resistentes al agua y a otros componentes como manchas o productos químicos. 

¿Quién utiliza impresoras digitales de etiquetas a color?

Las impresoras digitales de etiquetas a color se están convirtiendo en los últimos años en un elemento indispensable para numerosas empresas de diferentes sectores, pues suponen un ahorro considerable de tiempo y, a la larga, de dinero. 
Debido a su gran variedad de opciones, tanto de tipos de etiquetas como de materiales para fabricarlas y sus consecuentes aplicaciones, son muchas las industrias o sectores que utilizan estas impresoras en su día a día. 

Sectores que recurren a impresoras de etiquetas a color

En Solge trabajamos y damos soluciones eficaces en varios sectores industriales. Algunos de ellos son:

-Industria química. Es habitual tener que etiquetar varios productos que pertenecen a este sector, pues hay que señalar que se trata de mercancía peligrosa, advertir y añadir la normativa específica.

-Industria alimentaria. Es uno de los que más utilizan el etiquetaje, pues existen infinidad de opciones, desde códigos de barras a precios, avisos de ofertas, composición del artículo, fecha de caducidad, etc.

-Logística y transporte. Las etiquetas son muy útiles en este caso, pues pueden utilizarse para tickets, recibos, pallets, identificaciones, control del almacén, precios, etc.

-Automoción. Casi todos los componentes que configuran un automóvil están etiquetados con códigos de barras, datos, imágenes, identificadores, etc.

-Industria farmacéutica. También se usa el etiquetado para añadir códigos de barras, advertencias, imágenes, textos, etc.

-Sector sanitario. Es muy frecuente que tanto hospitales como centros de salud dispongan de impresoras digitales de etiquetas a color o en blanco y negro, pues crean de manera rápida y eficaz los brazaletes para monitorizar y tener controlados a los pacientes. 

-Industria siderometalúrgica. Básicamente se emplea el etiquetado para identificar materiales o almacenes, así como para distinguir productos de hierro, aluminio o acero mediante textos, códigos de barras, imágenes, etc.

Textil. El etiquetado en prendas de ropa sirve para añadir símbolos de lavado o la composición de las mismas. Pueden insertarse telas, adhesivos, cartulinas, etc. 

Utilidades de imprimir etiquetas a color

Son varios los estudios que afirman que los colores tienen la capacidad de influir en nuestros pensamientos y emociones. Por esta razón, son muchas las industrias o sectores que se benefician de ellos para informar sobre algo.

Debido a esto, se ha implantado en nuestro país un sistema de etiquetado de productos alimentarios conocido como “semáforo nutricional”. Este consiste en identificar las etiquetas de los productos con tres colores básicos: verde, amarillo y rojo. ¿Qué señala cada uno?

-El verde está indicado para aquellos alimentos que son más saludables y tienen, supuestamente, mejores componentes.
-El amarillo se reserva para los productos que son algo menos nutritivos que los anteriores.
-Y el rojo, como era de esperar, hace referencia a aquellos que no son aconsejados por sus ingredientes o algún elemento concreto. 

Durante el estudio que se realizó en España sobre este método de etiquetaje, se demostró que los productos que estaban marcados con etiquetas de color rojo sufrieron una bajada de ventas, mientras que la de los dos restantes aumentaron. Con esto se generó un mensaje claro: el verde es bueno, el rojo no.

Este es solo un ejemplo de lo que los colores pueden hacer en el etiquetaje de los productos, especialmente en los alimentos. No obstante, sus aplicaciones no se limitan a este sector, pues la industria también se beneficia de la impresión de etiquetas a color.

Cuando nos encontramos con algún artículo químico que tiene una etiqueta en color rojo, inconscientemente detectamos que tiene algún peligro o que es nocivo. Si la tiene amarilla, sabemos que nos está avisando sobre alguna cosa y prestamos más atención a ello.

Debido al gran volumen de trabajo que tienen tanto el sector alimentario como el químico o el industrial recurren a imprimir etiquetas a color en dispositivos que estén preparados para ello y que admitan tanto volumen de trabajo. En Solge Systems somos distribuidores de dispositivos que pueden facilitar la tarea a todas estas industrias, pues contamos con una gran variedad de dispositivos para imprimir etiquetas a color. Cada una de ellas tiene unas características especiales, por lo que se adaptan a las necesidades específicas de los diversos sectores.